lunes, 30 de abril de 2018

Emocional

     
El reflejo de su mirada brilla
en la oscuridad del anochecer,
 como un suave y persuasivo recuerdo
 que vibra en las sombras del rojo cielo,
 en el sonido distraído de las calles,
 susurrando sobre los gruesos cortinajes
 de la habitación
como una danza la suave brisa.


    Siento su deseo
que envuelve mis sueños,
 como las notas de una melodía
danzando en el tiempo
inmóvil de la noche.

Le siento dentro de mí,
 como  un beso de lluvia en el alma,
mientras su sonrisa roza mi piel,

Flores tiernas se abren
al contacto de nuestros labios,
 disfrutando de la caricia de su legua,
el sabor de sus ávidos dedos.




    Y en las sombras de la noche

me pierdo
 en el suave abrazo de su cuerpo.

 Gimo , escuchando la cadencia
 de su respiración lenta , profunda;
como el mar que canta en el viento,
como el abandono a la emoción
 de mis muslos mojados por el  placer,
como  su boca
que labra a lo largo de mi cuello
escalofríos en la piel

© MaRía





*Imágenes: William Barrington Binns

Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...