lunes, 12 de junio de 2017

Probabilidades


Leía entre líneas
en la certeza del vacío
del silencio 
sacando  conclusiones de cero,
amaba
mataba
escudriñaba
la posibilidad del error
sin olvidarse  de que solo hay una
una y exclusiva llave maestra
 que a veces, hasta la misma duda,
es la que abre el cofre.

Adivina, resuelve
 infinitas probabilidades
bajando  cifras,
y es que, al fin de cuentas
mismo con prueba del nueve
o sin ella 
la exactitud matemática miente
porque ni tú ni yo somos concretos.

Del nueve al cero 
y ahí cabe todo
todo lo posible e imposible 
de cuantificar
y en el espacio vacío entre líneas
se encuentra la solución 
inteligiblemente tangible
del resultado 
entre mis líneas:
yo 
mi propia ecuación.

© MaRía


18 comentarios:

  1. Hoy me dejaste sin palabras , mi ánimo tampoco es el mejor ..
    asi que te dejo besitos grades y abrazos fuertes

    Feliz dia Maria

    ResponderEliminar
  2. Perfectamente definido y, sin duda, tienes razón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ahí hay una perfecta idea filosófica. Claro que eres tú la ecuación que buscas. O por lo menos la tienes. Todos nos desesperamos cuando olvidamos eso y buscamos la ecuación fuera de nosotros. Somos tan problema como solución. Solo hay que relajarse y más tarde o temprano aparece la inspiración. Besos

    ResponderEliminar
  4. Somos la ecuación más difícil de resolver por nosotros mismos.

    Un beso inmenso en este día lluvioso de primavera, desde esta orilla hasta la tuya.

    :))

    ResponderEliminar
  5. Todo reside en nosotros… así de sencillo, a la vez que complicado… Pues somos ese laberinto en el que perdernos a nosotros mismos… y/o encontrarnos… Un viaje infinito y constante a nuestro Ser, aquel que nos provee de respuestas, y también de preguntas sin resolver… Pero nuestra es la llave, siempre…

    Me voy con un suspiro en el alma… Gracias por tanta belleza, mi preciosa amiga…

    Bsoss enormes con cariño 💖

    ResponderEliminar
  6. Sólo es una entre mil y aun así puede fallar porque las matemáticas no son exactas... Y porque la llave maestra sólo es una... Y Antes de dar con ella... Hay que probar unas cuantas y errar para poder entrar.

    Genialidad no te falta, mi querida amiga.

    Mil besitos y feliz día ❤ mío

    ResponderEliminar
  7. Entre líneas,
    Entre líneas siempre está la verdad de nuestra historia. Esa que lanzamos como flecha sobre lo que nos gustaria fuese desmemoria.
    Entre líneas mi abrazo de nuera...pro_me_te_do_ra :)

    ☆☆☆

    ResponderEliminar
  8. Números, matemáticas, geometrías conforman este encantador poema, que yo decodifico como una constante búsqueda.
    Un abrazo inmenso, María.

    ResponderEliminar
  9. Hacer poesía con números y probabilidades no debe ser fácil, y además entre líneas...dibujar una ecuación con versos y hacerla pensamiento. Admirado quedo. Mi deseo de que la incógnita sea desvelada, amiga mía.
    Besillos marinos y mi deseo de una semana feliz para ti ;-)

    ResponderEliminar
  10. Cada uno en su mundo, y sus decisiones. realidades de la vida.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  11. Nosotros somos nuestra propia ecuación. Lo interesante es entrelazar las variables para que la misma, al menos en algún punto tenga una llamarada para demostrar que es una cerilla o un volcán... La naturaleza como la vida misma.
    Extraordinario trabajo, Maria y bien definido. Besiños a esa ría...

    ResponderEliminar

  12. Dímelo a mí... ;P

    Un beso y un cálido abrazo!

    :)

    ResponderEliminar
  13. A veces la propia sencillez de ser nosotros mismos los protagonistas...es precisamente lo que complica todo...nada de exactitud...todo de probabilidad...nada de iguales y todo de distintos...
    Precioso...
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  14. Felices días, María.

    Un beso grande,

    ResponderEliminar
  15. La matemática numérica no se iguala a la matemática del sentir.

    Besos dulces Coté, con tambores incluidos ;)

    ResponderEliminar
  16. Complicado descubrir el valor de X sobre la desnudez de tu espalda.

    Beso.

    ResponderEliminar
  17. No puede seguirte tan alto, de matemáticas y ecuaciones mi nivel es casi de cero. Si ya escribir bien es complicado, y crear poesía todavía más, me quedo como la Rana Gustavo.

    Besos MaRía.

    ResponderEliminar
  18. Buenas tardes, MaRía:
    Como si no doliera el saber que lo improbable en la abstracción se vuelve imposible de concretar si al sincerarte te tratan con a un cero, debemos afrontar que nos condene a vivir en el espacio vacío entre las líneas que separan la realidad del deseo.
    Gracias por tu poema, María.

    ResponderEliminar

Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...