viernes, 26 de mayo de 2017

Vítreo



Se anuncia un juego de sombras
cuando el sol renace 
besando el nuevo día
con su barra de tonos diamantinos.


Los ojos queman
ante esa luz cambiante 
inesperada , cálida 
como la caricia de una madre.


Kilómetros efímeros 
de mi  memoria 
me devuelven antiguas ternuras.

Silenciosa, su silueta
tibia,  húmeda
despierta dulzuras
 aromatizadas de vainilla
colándose en estrechez de la garganta
como cayena madura.

Mi "yo" se vuelve cojo 
entre las [ti]nieblas 
de mis mañanas.

Una liquida materia 
me cobija, me protege 
[sangre, plasma, suero] 
mientras afuera me pierdo 
en atómicas partículas 
en espontánea esencia
posiblemente en la dualidad 
de un corazón que lucha 
contra mi razón.

[com]pensándome
concretando..le.
© MaRía






Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...