martes, 9 de mayo de 2017

Fisura




¿Quién defiende de mi bastión solitario en el desierto, la sábana del sueño? 
 ¿Y quién roe mis labios, despacito y a oscuras, desde mis propios dientes?
 Olga Orozco
Fragmento de su poema Entre perro y lobo


En el centro, 
como en una vitrina de latidos
los sentimientos envuelven
el aire de silencio.

Mientras, un eco inesperado
desnuda la piel a destiempo,
provoca el gemido ,
desabrocha  labios sellados
entre laberintos de soledad inconclusa
© MaRía

Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...