lunes, 3 de abril de 2017

Tras el Naufragio



"Caer en tus brazos con la confianza de una bailarina en su salto,
con la pluma de la fe ciega decorando mi espalda,
con la esperanza como aliento
hasta tu regazo..."
Auroratris

[...y tras el naufragio]

Nos encontraremos un día 
en la explanada del amanecer
en aquella mesa de la esquina
junto a las escaleras que dan al arenal
de la playa donde te inventé.

Llevaré un vestido amarillo
ese que otro me ofreció en su pensamiento
una  tarde de tantas en las que me sentía 
como una reina en mi cuento de hadas.

Engarzaré  mis largos cabellos 
en una trenza que acaricie mi espalda desnuda
dejando suelto el blanco mechón 
que el tiempo me brindó 
en aquella tarde en la que me pediste:
Átame, no me sueltes. 

Me calzaré mis zapatos rojos de charol
serán únicos, los primeros y los últimos 
de esta princesa de alma descalza 


Te seguiré esperando en aquel sitio
ese del que tanto te hablé 
ese que tanto te gustaba 
ese que inventé por ti y para ti 

Mientras, espero por ti 
en la oscuridad de un soleado día 
en el que nadie puede disipar la niebla 
y así ha de ser 
si decides aparecer


© MaRía

         Salió unos minutos a dar un paseo
al poco miró el reloj
el tiempo había pasado volando
ya era demasiado tarde para volver.


 Miguel A. Hernández Navarro-Demasiado tarde para volver


*fotografías
1 & 5.-Andreas Bitesnich
2.-Alexey Frolov

Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...