viernes, 23 de diciembre de 2016

A menudo

El Perdón [Diana Navarro]


              El hombre que ha sido desterrado del refugio seguro de la infancia, quiere entrar en el mundo, pero, al mismo tiempo, le teme, y por eso crea con sus versos uno artificial, supletorio. Deja que sus poemas giren en torno a él, como las plantas lo hacen alrededor del sol; se convierte en el centro de un pequeño universo, en el que nada le es extraño, en el que se siente en su casa, como el niño dentro de la madre, pues todo está hecho de la misma materia que su alma.

Milan Kundera [fragmento de La vida en otra parte]

Cuando cae la noche,
 demasiados pensamientos
se desplazan por mi alma;
entra en mi, esa luz
 invadiendo  todos los rincones
sin dejar espacio
vaga y contamina toda mi celda.
Es en esos momentos,
 cuando todo parece irreconcilliable
o , tal vez, insensible, 
sentimientos que pueden 
aparecer devastadores
y listos para conquistarme
Mi alma es fuerte y sincera 
clara , elegante
arma de doble filo
una espada de tristeza.
En mi oscuridad, 
la gente se acerca
su brillo resplandece
almas dulces, puras,
que iluminan mis pensamientos
Hoy rindo homenaje a mi corazón
porque todavía te quiero
de la piel al corazón
porque todavía te pienso...
...a menudo
© MaRía



*Ilustraciones: John Poppleton

Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...