lunes, 21 de diciembre de 2015

El Genĕsis {en tiempos de Maricastaña }

Conquest of Paradise- Vangelis

       Bastaría con que entrara en el juego un tercero, por ejemplo un visitante de otro planeta al que Dios le hubiese dicho: Dominarás a los seres de todas las demás estrellas, y toda la evidencia del Génesis se volvería de pronto problemática. Es posible que el hombre uncido a un carro por un marciano, eventualmente asado a la parrilla por un ser de la Vía Láctea, recuerde entonces la chuleta de ternera que estaba acostumbrado a trocear en su plato y le pida disculpas [¡ tarde !]a la vaca.
 La insoportable levedad del ser 
Milan Kundera
 Hubo un tiempo en que Dios decidió inventar la Navidad
 por aquel entonces, él  aún tenía esperanza que nosotros
 creyésemos en los Hombres.
Hubo un tiempo en que los Hombres inventaron a Dios
por aquel entonces, los hombres dejaron de creer 
en el resto de la humanidad.
Hubo un tiempo en que las Serpientes hablaban
por aquel entonces, las Serpientes creían en la 
Divinidad de la Mujer y sucedió que
una serpiente tentó a Eva.
Hubo un tiempo en que Eva se creía una Diosa 
por aquel entonces, tentó a Adán
Adán decidió no creer en Dios.
Hubo un tiempo en que Dios creó al  mono
por aquel entones, el mono tentó a Adán
el mono se creía un hombre y
Eva se creía al mono . 
Hubo un tiempo en el que sucedió el milagro de la creación 
por aquel tiempo; Eva ,Adán y el mono se creían dioses 
Eva quedo preñada por obra y gracia del mono
y Adán, se lo creyó .
Hubo un tiempo en que un Dinosaurio nació 
el Dinosaurio creyó en los hombres, 
convenciéndose, también que era Dios.
Hubo un tiempo en que los niños nacían del pico de una cigüeña
por aquel entonces,  Dios  no existía
Hubo un tiempo, en el que un Niño inventó un Caballo Alado 
por aquel entonces,  lo llamó Colibrí
Hubo un tiempo, en el que el Colibrí se enamoró
por aquel entonces, nacieron las manzanas
dulces, rojas , suculentas.
Hubo un tiempo en que se conoció el Pecado
la gula, la codicia, la lujuria
surgieron en el primer mordisco
Después... nadie sabe lo que pasó 
Pero, Alguien inventó el fin del mundo 
y yo juro que no fui
 ¡ Palabra de Marícastaña!
© MaRía [PieL]
     María Castaña, Maricastaña o María Castiñeira fue una mujer del siglo XIV de la que se sabe en realidad muy poco, más allá de lo que se recoge en un documento del Archivo Episcopal de Lugo citado en la La España Sagrada y en el Episcopologio Lucense.

     En la época de Cervantes ya se había convertido en una referencia temporal ambigua para referirse a un pasado muy lejano, equivalente a "los tiempos de Matusalem".

    ... en tiempos de Maricastaña, cuando hablaban las calabazas"

     En ese sentido se recogió en el DRAE en las ediciones de 1884, 1925 y 1992. En la de 2001 ya no se recoge, limitándose en la de 2014 a una locución "coloquial" en la entrada "tiempo": "del tiempo de Maricastaña... de tiempo muy antiguo" (da como equivalentes las locuciones "del tiempo de España" y "del tiempo de ñangué", locales en Cuba y Perú).

      A partir de esos elementos, recientes reconstrucciones del pasado histórico han convertido al personaje en una "protagonista de acontecimientos importantes de la historia de Galicia", visibilizando la historia de las mujeres e incluso la historia social: "encabezó una revuelta contra el señor feudal ... compartiría la suerte de millones de mujeres labriegas".

   También se ha asociado la figura legendaria de Maricastaña a mitos como el de Blancaflor, la menor de las tres hijas que tuvo el demonio, o Auburn Mary, protagonista de La batalla de los pájaros, una leyenda celta que también hace referencia al color ("castaño" o auburn) del pelo de tal mujer.




Imagen 1- One eyeland love with all roots by Ddiarte
Imagen 2- One eyeland requiem on love by Ada Lena
Imagen 3- One eyeland all for one one forall by Ddiarte

Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...