domingo, 15 de noviembre de 2015

[De] Héroe & Vida [S]

Insensatez[ Stan Getz and Astrud Gilberto]
     
Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia que nos aproximaba al paraíso; durante horas enteras nos anidábamos en una nube, como dos ángeles, y de repente, en tirabuzón, en hoja muerta, el aterrizaje forzoso de un espasmo.
El lado oscuro del corazón
Eliseo Subiela

                                                      Con el amanecer llegó a su colina
      a través de montañas nevadas,
     de  estepas inundadas.

      En busca del holocausto que le llevó
a luchar contra si mismo
      se enredaba entre escudo y espada
      recorriendo mil noches de pesadillas
    en  sudores que le empapaban la  voz a hurtadillas..

Llegó a ciudades arrasadas
      comprobó con sus ojos doloridos
      que el terror de la soledad ataca
      sin previo aviso, que llega sin
      llamar a la puerta y se instala
      donde no tienes hueco pero
      siempre encuentra sitio.

Luchó contra el miedo 
 sus    heridas no sangraban,
      se enfrentó al abismo negro de su locura
trastocada por el fuego de la hoguera
 donde  sus sueños,
      donde el recuerdo de su amada
      esperaba...

      ... al fin renovado , descansado ...
 Vivió 

      © PieL

     Porque felizmente [pensaba] el hombre no está solo hecho de desesperación sino de fe y esperanza; no solo de muerte sino también de anhelo de vida; tampoco únicamente de soledad sino de momentos de comunión y amor. Porque si prevalece la desesperación, todos nos dejaríamos morir o nos mataríamos, y eso no es de ninguna manera lo que sucede. Lo que demostraba, a su juicio, la poca importancia de la razón, ya que no es razonable mantener esperanzas en este mundo en que vivimos. Nuestra razón, nuestra inteligencia, constantemente nos están probando que este mundo es atroz, motivo por el cual la razón es aniquiladora y conduce al escepticismo, al cinismo y finalmente a la aniquilación. Pero, por suerte, el hombre no es casi nunca un ser razonable, y por eso la esperanza renace una y otra vez en medio de las calamidades.
 Ernesto Sabato, Sobre héroes y tumbas

Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...