viernes, 11 de septiembre de 2015

Una página .. más

Nickelback - Far Away
   
 Una página en blanco delante de mi  
despacio, sin saber bien porqué 
voy soltando trozos de alma.

      La hoja se llena poco a poco
de pequeñas letras,
 susurros de un corazón 
que canta una melodía de nostalgia.

      Las letras se ensamblan,
 forman pequeños montículos de emociones, 
sin definición,  sin límites, 
apenas  montones de sensaciones
 sueltas al viento del norte, 
que se trasforman 
en lágrimas de lluvia menuda.

   En las frases construidas por el pensamiento ,
 crecen bocados de un  sentimiento que nació.  
  Florecen como amapolas, 
 libres, al sentir la brisa suave del atardecer.

Se  embarca  en la balsa del tiempo 
toda la magia que temía  morir.
 El blanco gana el color a un mirar 
que se pierde en un cielo azul 
;la línea del horizonte la tiñe de amor 
  un sol que se hace  infinito  
en un fin del mundo
 donde las emociones son olas
 de un mar siempre cambiante.

Nacen tempestades de dolores, 
 las olas que las palabras 
 hacen ondular en el océano de mis sentidos, 
besado  la playa de mi  ser
castigándome con fuerza la ausencia, 
sin puerto de abrigo donde recalar , 
me dejo naufragar . 

Otra página de la vida está escrita, 
rebosa   palabras sueltas , 
emociones sentidas. 
Palabras sin color, 
vistiendo el negro ,
 soportando el peso de la ausencia  
guardando en las estrellas , 
toda la esperanza de un sueño.
© PieL



       Te encuentro. Me acuerdo de ti. Esta ciudad está hecha a la medida del amor. Tú estabas hecho a la medida de mi propio cuerpo. ¿Quién eres? Me estás matando. Estaba hambrienta. Hambrienta de infidelidades, de adulterios, de mentiras y de morir. Desde siempre. Ya me imaginaba que un día tropezaría contigo. Y te esperaba con una impaciencia sin límites, sosegada. Devórame. Defórmame a imagen tuya para que nadie más, después de ti, comprenda ya en absoluto la razón de tanto deseo. Vamos a quedarnos solos, amor mío. La noche no tendrá fin. El día no amanecerá ya para nadie. Nunca. Nunca más. Por fin. Me estás matando. Eres mi vida.

      Lloraremos al día muerto con conocimiento y buena voluntad. No tendremos ya nada más que hacer, nada más que llorar al día muerto. Pasará tiempo. Solamente tiempo. Y vendrá un tiempo. Vendrá un tiempo en que ya no sabremos dar un nombre a lo que nos una. Su nombre se irá borrando poco a poco de nuestra memoria. Y luego, desaparecerá por completo.
Hiroshima mon amour [Alain Resnais]


Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...