martes, 19 de mayo de 2015

Indómita noche


Hay noches en las que ni siquiera 

se encuentra consuelo en la luna,
sabiendo que su brillo
existe gracias al poder del sol.

Hay días donde la oscuridad 
invade el alma
eclipsando todas las estrellas de luz.


Hay noches en las que ni siquiera 
se encuentra el consuelo
entonces, esperar, pensar, 
aferrándome con todas mis fuerzas
luego morir flotando para no ahogarme.



Desde el faro adivino 
 me queda un soplo de vida
no quiero morir,
 quiero ver un amanecer mejor.





Fotografías:Tomohide Ikeya. [池谷友秀]

Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...