miércoles, 5 de febrero de 2014

Donde tu cuerpo me reinventa

¿Y el mar?
El mar son las gotas de sal
de un cuerpo que siente
el sudor de amor deslizarse
e invade mis adentros.

¿Y el viento?
El viento es un caliente suspiro
un día de invierno
en que tu aliento me invade
y mi cuerpo por entero se estremece.

¿Y el sol?
El sol es quién alimenta
las baldías noches en mi lecho
en las que tu cuerpo
no me reinventa
en los besos de tu dulce boca.


Compartimos entre pieles

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...